martes, 6 de diciembre de 2016

Mi Camino

   En esta época del año, que solemos hacer un balance de nuestro de lo vivido en doce meses, se me ocurrió mirar hacia atrás, y revisar mi camino en el mundo literario. Resulta que descubrí que pasaron muchos sucesos para llegar a la publicación de mi novela "Ventanales" ,  Esta historia de amor entre Noelia y Borja que viven un romance apasionado en la bonita ciudad de Barcelona.


   Cuando comenzamos a diseñar una historia, intervienen muchos factores, la motivación a elegir un género en lugar de otro, la imagen de los personajes, los conflictos que van a atravesar, la elección del narrador que, como decía mi querida profesora de literatura no es la voz del autor, es otro personaje dentro de la historia. 

   Para escribir "Ventanales", me apoyé en herramientas literarias y en la información que recaudaba de la investigación que realicé de las ciudades europeas por donde hice viajar a Borja.

   No puedo olvidarme que este camino comenzó hace tiempo, una Feria del Libro cuando tuve la oportunidad de conocer a la escritora Florencia Bonelli, y me alentó a que escribiera, que no dejase nunca de intentarlo. Ella fue el primer escalón de mi historia.


   Luego, me animé a transitar el mundo literario capacitándome primero en talleres de escritura, poniendo al servicio de la creatividad mi carrera de Relaciones Públicas y mi experiencia laboral, los anhelos fueron creciendo y con el tiempo de estudio, aún sigo estudiando, conocí a mi gran profesora de literatura Solange Camaüer, una escritora fantástica, ensayista y docente, ganadora del Premio Getafe de Novela Negra y autora de libros como "Sabiduría Elemental", una gran Novela que se las recomiendo.


   Una vez finalizada "Ventanales", comenzó otra etapa, la búsqueda del espacio de publicación, ese arduo camino por el que debemos atravesar en la escritura. Por suerte, la vida me dio la oportunidad de llegar a otra gran escritora argentina, de una generosidad increíble que me aconsejó los pasos a seguir para poder publicar mi obra. María Border, autora de novela romántica, gran persona y dueña de una dulzura y simpatía única.


   Gracias a las tres escritora por ser parte de mi proyecto y de haber sido las autoras de las historias que me acompañaron y, lo siguen haciendo, en mis momentos de lectura. Gracias por permitirme cumplir este sueño.

   Puedes visitarme en mi página de Facebook haciendo click aquí ►►Mi página



sábado, 3 de diciembre de 2016

Ventanales - Capítulo III

   Hoy les quiero compartir el Capítulo III de "Ventanales", la novela de género romántico que publiqué a través de Amazon. Les dejo un nuevo capítulo para que puedan disfrutar este sábado de diciembre.

         "Llamaron desde la dirección para pedirles unos café y gaseosas, debían ir hasta el tercer piso del edificio. Noe, preparó todo y, cargó el pedido sobre la bandeja y la llevó hasta la dirección. Cuando entró, la secretaria de presidencia le dio acceso a la sala de reunión, donde se encontraban Robert Puig, presidente del club, Custodi Font, el entrenador y Joel Molla, el capitán del equipo. Noe dejó el pedido en silencio, saludó amablemente y se marchó.
         Al abrirse las puertas del ascensor, se le detuvo el mundo:estaba Borja. Se miraron sin saber qué decir yel instante pareció una eternidad. Desde el día del episodio con su novia, no se habían vuelto a ver, porque, Borja, ocupado con sus compromisos deportivos y comerciales, terminaba el entrenamiento y se iba muy rápido; Noe así lo prefería, él no pertenecía a su mundo y ella comenzaba a aceptar que era el único hombre que le despertaba unos deseos íntimos irreprimibles.
         Por fin, él reaccionó y le sonrió, Noe le devolvió el saludo con una tímida sonrisa y bajó la mirada, sabía que se sonrojaría. No quería que Borja descubriera la pasión que él le despertaba.
         Luego de que él pasara a su lado, muy cerca, rozándole el brazo sutilmente, ella entró en el ascensor. Borja quería sentir su piel en la suya, que definitivamente, era sedosa, su olfato saboreó el perfume de Noelia y le despertó su instinto, esa mujer olía deliciosa. Le intrigaba esa morena sensual. La observaba trabajar, risueña, dulce y amable, parecía segura de sí misma, aunque al enfrentarlo se volvía vulnerable. La deseaba. Quería conocerla.
         Ese día se cruzaron dos veces, en el ascensor y al salir del club. Noe estaba apurada, salía casi al trote porque perdía el tren que la llevaba hasta Centro Cívico de Terrassa, donde practicaba danza clásica. Borja la vio por primera vez con su cabello oscuro suelto, largo y levemente ondulado hasta la cintura, llevaba puesto unos jeans ajustados y una musculosa gris que acentuaban sus curvas latinas. Como cazador al acecho, apuró el paso para alcanzarla, logró sorprenderla, casi asustarla, porque ella llevaba conectado su ipod y no se había percatado de sus pasos.
-Parece que llevas prisa, mujer, le dijo Borja.
-Sí, porque estoy llegando tarde.
-¿Quieres que te acerque algún sitio?
Noe, sorprendida y desconcertada, respondió de inmediato.
-No, muchas gracias, llegaré de todas formas.
-Como queráis, respondió él y se alejó. Cierto fastidio lo invadió, no sabía bien si era porque hacía tiempo que nadie lo rechazaba o porque se apresuró a mostrar interés en ella. Algo sucedía, esa mujer le gustaba cada vez más, le atraía, la deseaba, necesitaba descubrirla.
         La clase de danza pasó inadvertida para Noe, su cabeza no coordinaba los movimientos de su cuerpo, la música le era ajena. Su corazón aun latía acelerado por el diálogo con Borja. Noe, no podía dejar de pensar en él, deseaba conocer el sabor de su boca, esos labios carnosos y grandes. Casi siempre lo escuchaba hablar en catalán y su acento le fascinaba, parecía que cantaba al hablar. La sonoridad de su idioma lo hacía muy sensual. Físicamente era hermoso, alto, medía más de un metro ochenta, y tenía un cuerpo bien formado, atlético, musculoso, estaba siempre bronceado aunque fuera invierno, porque su piel estaba dorada por la intemperie. Sus ojos resaltaban entre los rulos castaños claro. Era un Dios del Olimpo y ella pertenecía al mundo de los mortales, una y otra vez se repetía que Borja era inaccesible e inalcanzable. Debía dejar de vivir de ilusiones, el hombre de los ojos intrigantes estaba acostumbrado al glamour de las modelos y celebridades. Ya hacía tiempo que no era un simple chico de pueblo.
         Aun sentía su aroma, el roce de su piel, la sensación de placer y deseo perduraban en Noe, pero se negaba a creer que ese hombre sintiera lo mismo. No se creía capaz de seducirlo, acostumbrado a estar con mujeres hermosas, no se sentía a la altura de ninguna de ellas. Su novia era bellísima y más joven que Noe.
         Al salir de la clase de danza, se encontró con Nico, el amigo argentino, que el destino le acercó en la fila del edificio de migraciones, donde se tramitaba el NIE, el Número de Identificación de Extranjeros, aunque ella era ciudadana europea y tenía la doble nacionalidad española por su abuelo paterno, un andaluz con una chispa que nunca se agotaba.
         Nico, era todo lo contrario a Borja, morocho, apenas más alto que Noe, flaco, sin músculos, pero con una sonrisa y un carisma típico de argentino, seductor, caballero, amable y muy gracioso. No había reunión de la que se marchara solo, las españolas morían ante sus encantos, en cambio las argentinas, acostumbradas al chamullo criollo, preferían probar nuevas experiencias con los españoles.
         Una noche de reunión latina, donde se juntaban todos los extranjeros a compartir sus comidas típicas, intentó desplegar sus artimañas seductoras con Noe, pero ella, que lo conocía demasiado, no permitió que la borrachera arruinase la amistad y por eso, esa noche terminaron de construir un vínculo sincero. Ambos se protegían en una ciudad ajena, que los había adoptado pero a la que no pertenecían.
            Ni bien Noe salió de danza, Nico la notó distinta, no llevaba la misma sonrisa de siempre, estaba algo apagada, quizá distraída y no dudó en preguntarle:
-¿Te sentís bien, Noe?
-Sí, estoy cansada, tuve mucho trabajo hoy.
-¿Segura? Creo que me mentís.
-Bueno estoy algo confundida y desorientada.
         Noe le contó lo que le pasaba con Borja y todo lo ocurrido hasta el momento, el episodio con la novia, el del azúcar y hasta el de esa misma mañana, en el ascensor primero, y a la salida, después. Nico intentó entender qué quería Noelia, y la animó, pero Noelia decía que era imposible que él se fijase en ella.
-¿Estás tonta mujer?A ver si te mirás un poco al espejo y reconocés lo buena que estás.
         Ella no entendía cómo Nico no se daba cuenta de lo que Borja significaba. Ser futbolista era la profesión de moda, por lo que ganaban, por la fama y por los físicos monumentales que desarrollaban, que hacían que las mujeres se rindieran a sus pies. Ella le contaba lo que veía todos los días en la ciudad deportiva, y también, lo que escuchaba hablar a los representantes cuando decían quese les acercaban chicas divinas, entregándoles su número de teléfono para que se lo den a tal o cual jugador.
-¿Y a vos por qué te gusta tanto este tío?, preguntó Nico en argento-español.
-La verdad no lo sé, primero me quedé colgada con sus ojos, luego su físico,su sonrisa, esos surcos que se le hacen al costado de la nariz…Su cara varonil, no sé parece un gladiador.
-¡Ah un gladiador! Se me hace agua la boca.
-Envidioso.
-Dejate de joder…”gladiador”, son todas iguales, estás hasta las manos, amiga.
         Ella opinaba que el fútbol era como la vida: lucha, fuerza, unión, precisión. El objetivo final era el gol, pero para llegar a esa meta, había que empezar desde abajo, igual que en la vida, construyendo el camino poco a poco, haciendo rodar la pelota, como quien hace rodar sus ilusiones, ir avanzando para conseguir ese objetivo, con trabajo, con sacrificio, con entrega y, cuando se pierde la pelota, igual que cuando algo sale mal, volver a empezar.
         Noelia no quería seguir hablando del tema, opinaba que estaban perdiendo el tiempo y desaprovechando la noche con temas sin importancia.
-A mí no me molesta que sigamos hablando, porque no se trata de él, Noe, se trata de vos.
         Nico intentaba explicarle que, a veces,uno seauto limita,“somos nuestra propia barrera, incluso llegamos a ser nuestro peor enemigo”, dijo.
-¿Sabés lo que dijo Henry Thoreau?
-¿Qué dijo Henry Thoreau?, Noe preguntó sonriente.
-“Lo que una persona piensa de sí misma determina su destino”.Noe le agarró la mano y se la apretó agradeciendo su esfuerzo por animarla, él le decía que tenía una belleza exótica, distinta a la de las mujeres, que parecían pertenecer a un catálogo de belleza y, que en su afán de combatir el inevitable paso del tiempo, sometían el cuerpo a un reciclaje constante y peligroso que las hacía verse a todas iguales.
-Nos seducen que sean únicas, no nos fijamos si tienen un rollito acá o celulitis por allá, nos gusta tocar un cuerpo mullido.
-Andá, que no se van a fijar, protestaba Noe.
-No, de verdad. Estoy seguro de que la novia de tu figurita es una histérica, todo el tiempo preocupada por ella misma, sabés las ganas que el chabón tendrá de comer una paella y la mina le dirá: ¡Ay, no cariño que engorda! Yo te la aguanto una noche para darle masa y después le pago un taxi y me mudo.
-¡Qué bestia que sos!
-Es verdad, estas minas serían perfectas si fuesen mudas.
         Noe reía sin parar, su amigo le había devuelto la alegría y las ganas de volver a ver a Borja, pero era cautelosa, no podía permitirse otra desilusión, no quería ser lastimada nuevamente. Aunque no quería vivir aferrada al pasado porque una vez escuchó decir que aferrarse a él, era tener mil pasados pero ningún futuro."
   Los invito a continuar con esta historia en el link que les dejo aquí ►►http://amzn.to/2gD1EFJ

jueves, 1 de diciembre de 2016

Y comienza el último Mes del Año

   Hoy arranca esa recta final del 2016, nos planteamos y re planteamos nuestros objetivos para el próximo año, miramos hacia atrás y analizamos sí hemos o no cumplido con los que nos habíamos imaginado, aceleramos nuestro ritmo cardíaco para llegar a las Fiestas impecables, programamos las vacaciones estivales y, nos juntamos cuantas veces nos permita el almanaque durante diciembre, pero nos olvidamos de algo importante, disfrutar de las cosas que hemos alcanzado, de los momentos mágicos que hemos atravesado, no nos damos cuenta si hemos cumplido nuestra meta y ya estamos planificando el próximo objetivo a cumplir. 

   Desde la infancia esperamos que algo importante suceda con nuestra vida, esperamos y sentimos que lo bueno que está por llegar, que la felicidad se encuentra un poco más allá de lo que podemos ver. Recuerdo esperar la llegada de Papá Noel con temerosa ansiedad y ni les cuento el día de Reyes que juntábamos pasto y agua para dejar en la terraza de mi casa, allá en el hermoso barrio de Villa del Parque, donde pasé esos preciosos años de la infancia y la adolescencia.

   Soñaba con ser adulta y viajar por el mundo, recorrer esos lugares que descubría en cada libro que leía sentada en el umbral de la calle Campana. Esperaba que algo maravilloso ocurriera, lo que no sabía, en ese momento, que lo maravilloso ocurre todo el tiempo, que uno mismo es el responsable de hacer de su vida un lugar maravilloso. 
"El ayer es historia, el mañana es un misterio pero el hoy, es un obsequio y por eso se llama Presente."
   Desde muy temprana edad, quise escribir historias como las que yo leía. uno de mis objetivos mas ambiciosos fue publicar un libro, con mucho esfuerzo y paciencia logré cumplir esa meta. Comencé imaginando a mis personajes poco a poco, sabía lo que quería de ellos y, de a poco, les fui creando una historia, los acompañé de personajes que los ayudasen a transitar por el camino que les iba marcando, pero muchas veces ellos tomaban un rumbo diferente, la historia viraba hacia otro punto, como la vida misma, igual que nos ocurre a los seres humanos, que un simple giro nos cambia el rumbo en el camino.

   Mi novela "Ventanales" cumplió la primera parte de mi sueño, escribir una historia y publicarla, ahora quiero seguir por ese camino, y estoy escribiendo otra historia para compartirla. Los invito a conocer más acerca de los personajes que viven en "Ventanales" y descubrir que camino les tocó atravesar a Noelia y Borja, sus protagonistas, en la Novela. Pueden visitar y hacer click en este link ►►https://goo.gl/S7bR8L 

    También los invito a visitar mi página de Facebook en el siguiente enlace:


   Los espero en la próxima entrada, para seguir compartiendo historias increíbles. Cariños, Karina Almada - Escritora

martes, 29 de noviembre de 2016

Noelia, la danza y el Teatro Colón...!

   En mi Novela "Ventanales", su protagonista, Noelia, una muchacha argentina de unos treinta años, que vive en Barcelona es una apasionada por el arte y la cultura, que estudió en Buenos Aires Ciencias de la Comunicación pero su anhelo era dedicarse a la danza y a Bellas Artes. En cada capítulo descubrirás como ella fue aprendiendo cada disciplina artística, bailaba y dibujaba. Su vida estaba plagada de sueños, como los de todos nosotros. 
"...En realidad, su amor por el arte iba más allá de cualquier título; había cursado la carrera solo para darle el gusto a sus padres que tanto habían insistido en que terminase; ellos pensaban, como todos los de su generación, que con un título universitario podría enfrentar cualquier situación. Noelia les había dado el gusto pero, a cambio. había realizado todo tipo de talleres de expresión artística..."

   La vida de Noelia, me recuerda al Instituto Superior de Arte del Colón, una fábrica de estrellas, donde se forjaron los bailarines clásicos más prestigiosos del país. Cuna de artistas maravillosos, solo por mencionar algunos, encontraremos en su lista de prestigiosos bailarines a Julio Bocca, Eleonora Cassano, Paloma Herrera. En pleno corazón de la Avenida 9 de Julio, los apurones de la gente y el tránsito descomunal  mezclados con sirenas, bocinas y el caos porteño se acallan cuando se llega al subsuelo del Teatro Colón. La disciplina y serenidad acompañan las piruetas que se realizan sobre el suelo de madera de la Sala Rotonda. 

   A lo largo de la historia que protagoniza Noelia, la verás practicando las figuras que aprendió de niña en un estudio de danza del barrio.

   Te invito a que conozcas su historia haciendo click en el enlace que te comparto ►►http://amzn.to/2gD1EFJ
Mi página

Mi Twitter


jueves, 17 de noviembre de 2016

Libros que fueron Películas

   Hoy me gustaría contarles sobre aquellos libros que tuvieron su película. En la actualidad si recorremos nuestra memoria reciente podemos visualizar algunos éxitos de venta tanto en librerías como en boleterías de complejos cinematográficos.

1. Stephenie Meyer y la Saga Crepúsculo

2. Stieg Larsson y la Trilogía Milennium

3. J.R.R. Tolkien y El Señor de los Anillos

4. Suzanne Collins - Los Juegos del Hambre

5. Lauren Weisberger - El Diablo viste a la Moda
 6. Dan Brown - El Código Da Vinci - Ángeles y Demonios y la última película Inferno
 7. Eduardo Sacheri - La Pregunta de sus Ojos. En este caso, el libro del autor argentino se llamó diferente a la película "El Secreto de sus Ojos"

   La lista de libros que se convirtieron en película es interminable, y varía en géneros y épocas, solo es un adelanto del tema que seguiremos descubriendo en otras entradas a mi blog. Si prefieren pueden seguir visitando mis redes sociales en los links que les dejo a continuación y darle "me gusta".

martes, 15 de noviembre de 2016

Recomendaciones

   Hola queridos lectores, hoy me propuse recomendarles algunos libros que a mí me gustaron mucho. No son de un mismo género, porque me divierte y me atrapa leer diferentes temas y vivir historias escritas por varios autores.

   La elección de los libros que voy leyendo lo hago en función de lo que esté escribiendo y, también en virtud del momento que atraviese. Incluso, llego a tener varios libros empezados, porque no es lo mismo tener uno en la mesa de luz, para ojearlo antes de dormir, que un libro que llevo en la cartera. En este caso busco uno de menor tamaño y peso para no sumarle kilos a mis hombros. 


   Mi primera recomendación es "El cuaderno de Maya" de Isabel Allende.
Un pasado persiguiéndola, un futuro aún por construir y un cuaderno para escribir toda una vida. 
"Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades o por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, Maya significa "hechizo, ilusión, sueño". Nada que ver con mi carácter. Atilia me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto."

   Otro libro, que les recomiendo es "Historias Insólitas de la Historia Argentina" de Daniel Balmaceda.
"El autor logra transmitir entusiasmo por la historia. Los veintitres hijos de Urquiza, por qué la ex confitería Del Molino se llama así y qué tiene que ver con un francés que viajaba en globo, la primera gobernadora de facto, corridas de toros en la 9 de Julio, la maestra que inventó el guadapolvo blanco, cuando el zoológico era una pensión para Onelli y se fue a vivir allí, cuando Quinquela Martín niño pintaba con el carbón que vendía su padre adoptivo, el día que el Presidente Julio A. Roca fue guardavidas, quién fue el Rin Tin Tin de nuestras pampas, la negra María Haedo de Acosta que murió a los 127 años, son sólo algunas de las anécdotas que recopila esta edición definitiva del libro más divertido que se haya publicado sobre historia Argentina de los Siglos XIX y XX."

Por último, les dejo una recomendación del género Novela Romántica, escrita por una autora que, particularmente, quiero mucho, porque ha sido una de mis mentoras cuando tuve que decidir lanzarme a este hermoso y apasionante camino de la escritura, Florencia Bonelli. Esta novela que les recomiendo "Lo que dicen tus Ojos", tuvo su continuación en la saga "Caballo de Fuego". 
"Apenas iniciada una brillante carrera en el diario que dirige su padrino y mentor, la joven periodista Francesca de Gecco sufre un terrible desengaño amoroso. Sólo el tiempo y la distancia podrán curar una herida tan profunda, y por eso la muchacha acepta un puesto en la embajada de su país en Ginebra. Sin embargo, esa ciudad solo será la primera etapa de un viaje mucho más largo. Al otro lado del mundo, en los palacios más deslumbrantes del desierto de Arabia, Francesca encontrará una segunda oportunidad para ser feliz. Lo que dicen tus ojos, la primera novela de Florencia Bonelli, es una de las más populares de la autora. Se trata de la poderosa y fascinante historia de la familia Al Saud."

   Los espero en otra entrada a mi blog, si desean conocer más sobre mis trabajos pueden visitarme en mi página de Facebook y haciendo click aquí ►►  Mi Página 




sábado, 12 de noviembre de 2016

Historia del bolígrafo

   Días atrás, mientras viajaba en subte al trabajo, encontré sobre el asiento desocupado una revista cuya tapa anunciaba "Relatos inspiradores que siempre quiso volver a leer". El título logró captar mi atención y no pude resistir la idea de indagar su contenido.
   Casi al final encontré un artículo que me llamó mucho la atención, "La batalla del bolígrafo", yo que sigo defendiendo la belleza de la escritura sobre papel, me sumergí en su contenido.
"Según la leyenda, Ladislao Biro, estaba sentado en un café de Budapest cuando vio a un grupo de chicos jugando a las bolitas. Uno de ellos hizo rodar una bolita por un charco y, mientras la esfera continuaba avanzando a lo largo de la vereda, Biro quedó mirando fijamente la línea de agua que dejaba a su paso.
El bolígrafo salvó la vida de Biro. En 1938 conoció al ex presidente argentino Agustín P. Justo en un hotel. Impactado por el instrumento presentado por Biro, Justo le dio su tarjeta y le dijo que fuera a la Argentina. Dos años más tarde, mientras Alemania conquistaba Europa, esa tarjeta ayudó a que la familia de Biro pudiera obtener visas argentinas.
En 1945, Biro vendió la patente a Marcel Bich, fundador de Societé Bic . Con el tiempo Bic se convertiría en el fabricante de bolígrafos más grande del mundo: desde 1950 se han vendido más de cien millones de bolígrafos Bic Cristal.
El bolígrafo Cristal, una verdadera proeza de la ingeniería en aquel entonces, pesaba menos de 6 gramos pero almacenaba en su interior suficiente tinta para escribir hasta tres kilómetros. El orificio que había en el tanque tenía un propósito: igualar la presión del aire dentro y fuera del tanque.
Brad Dowdy decía: Todos conocen el diseño, aunque no sepan el nombre de la lapicera. También menciona otros dos desarrollos clave en materia de diseño de lapiceras. La Fisher Space Pen, lanzada en 1965, que cuenta con cartuchos de tinta presurizados que permiten escribir con gravedad cero, debajo del agua, en cualquier ángulo y en una amplia variedad de temperaturas. La lapicera Uniball Jetstream, con punta de bolígrafo donde su tinta fluye en forma pareja y más prolija. Es resistente al agua y muy popular entre los zurdos, ya que la tinta se seca tan rápido que es muy poco probable que se corra."



   Ladislao Biro nació en Hungría, luego de combatir en la Primera Guerra Mundial, regresó a su casa. Estudió medicina, se convirtió en un experto en hipnosis, escultor y pintor, también analista político y corrector literario. Trabajó para una revista y, en este lugar, detestaba las lapiceras fuente porque no eran adecuadas para escribir sobre papel de diario. Junto a su hermano Georg, se dispuso a desarrollar un producto más efectivo. En 1939, los hermanos partieron a París y quedaron atrapados en el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Ladislao logró salir en 1940 y llegar a Buenos Aires. 
   Después de varios intentos por lograr el prototipo deseado, en 1943 uno de los bolígrafos llegó por correo a la oficina de J.C.Musser, presidente de Eberhard Faber, quien luego de probarlo se lo entregó a sus ingenieros y para el mes de mayo de 1944 comenzaron las negociaciones para la compra de los derechos. Ladislao había inventado un nuevo instrumento de escritura.

   Leyendo esta curiosa historia y, derribando los mitos sobre el creador de la birome, me pasé una estación de subte. Me preguntaba cómo el caprichoso destino hizo que llegara a mí esta revista y descubriera en ella este interesante artículo que decidí contárselos.

   Pueden visitarme en mis redes sociales y seguir descubriendo curiosidades de nuestro mundo,




 
 
 
 

sábado, 5 de noviembre de 2016

Al Genial Mores

   Habían pasado dos horas desde  que terminó la función. La avenida Corrientes, la que nunca duerme, comenzaba a vaciarse de transeúntes, pero yo seguía ahí, esperando que saliera Mariano Mores, deseaba tener una foto, un autógrafo o, simplemente, besarle las manos, esas que interpretan, de forma magistral, las partituras en el piano, dueño de las obras de música popular de Buenos Aires más importantes.
   Crecí escuchando orquestas de tango como la de Juan D Arienzo, Osvaldo Pugliese pero, sobre todo, a Mariano Mores.

   En dos semanas era mi examen final y habría preparado la materia con minuciosa responsabilidad. Estaba terminando el año 1998 y después de seis duros años de carrera tenía que rendir la última materia para recibirme de Licenciada en Periodismo; para distraerme decidí ir a ver el concierto del maestro Mores, ninguna de mis amigas quiso acompañarme pero eso no impidió que yo fuese a verlo. A la una de la madrugada había visto salir del teatro a los bailarines y gran parte de su orquesta pero aún quedaban algunas personas, entre ellos mi ídolo.
   Ese día me había levantado muy temprano para estudiar, era importante para mí recibirme y, un año atrás, había tomado la decisión de dejar mi trabajo en la boleteria del Teatro Colón para dedicarme a preparar la difícil asignatura de "Periodismo Económico y Político".
   El empleado de seguridad del teatro me miraba con recelo pero, ante mi insistencia, dejó que me quedase en el hall. Aunque me faltaba una materia yo me sentía periodista, albergaba la esperanza de que el maestro me concediera cinco minutos para preguntarle acerca de su carrera. Él había visto a los personajes más importantes de la primera mitad del Siglo XX, que tanto me hubiese gustado conocer. Fue parte de la época del esplendor cultural de Buenos Aires.
   Me senté en la escalera del Teatro Gran Rex a esperar. Se oían algunas voces y el empleado que me vigilaba se había retirado al interior de la boleteria, estaba de espalda junto a otras personas y yo, poco a poco, fui subiendo los escalones sentada hasta que quedé fuera del alcance de la vista de las personas de seguridad, me paré y corrí escaleras arriba hasta llegar al pasillo del segundo piso que comunica con los palcos, hacia el final del corredor vi una luz tenue y me acerqué silenciosamente, al llegar a la puerta que estaba entre abierta divisé las figuras de dos hombres, una era Mariano Mores y el otro, su nieto Gabriel. Se asustaron al verme y yo también.
-Perdón, les dije de inmediato. Gabriel se levantó y fue a mi encuentro como pidiéndome explicaciones pero solo atiné a excusarme por haberlos asustado.
-Pasá, pasá, dijo Mariano.
   Yo no podía creerlo, estaba junto a Mores y las palabras se me habían perdido, no sabía qué decirle, si agradecerle o si seguir pidiendo disculpas.
-Estaba esperando abajo y escuché voces.
-Pero sos joven para que te guste el tango. Él se sorprendió porque yo escuchaba tangos desde que nací. Mores me dijo que podía sentarme mientras firmaba una hoja de mi agenda.
-La primera vez que lo ví, maestro, fue en "Buenos noches, Buenos Aires". Esa obra mi mamá la había visto en el teatro junto a mi abuela porque ellas amaban a Hugo del Carril y después se hizo la película que, dos décadas más tarde, yo descubrí porque la pasaban una y otra vez por el canal nueve los sábados a la tarde. Mores se rió por mi comentario.
-Pobrecita, te castigan haciéndote escuchar mi música.
-No, por favor, dije de inmediato.
-¿Cómo te llamás?
-Karina Almada.
-Voy a dedicarte esta foto por ser mi admiradora más joven. Mores se acomodó en la butaca de uno de los palcos donde estaba sentado y tomó un sorbo de sopa de una taza que tenía apoyada en la mesita improvisada con un banco alto.
-Me hubiese encantado nacer en la primera mitad del Siglo para conocer a los artistas más destacados de esa época.
-¿A quién te hubiese gustado conocer?
-A Julio Sosa, a Borges, a Saint-Exupery.
   Él me miró por el rabillo del ojo mientras firmaba su foto, se había producido un silencio, yo no sabía si ese comentario había sido inapropiado pero, después de unos minutos y otro sorbo de sopa, el maestro miró hacia arriba y me dijo:
-¿Sabés que Saint-Exupery amaba el tango? Era un dato que yo desconocía acerca del autor de "El Principito". Conocía algunas excentricidades del Conde Francés, como el cachorro de foca que dejaba en la bañadera con agua y mucho hielo y, también, que había conocido, en su estadía en Buenos Aires, a la salvadoreña María Consuelo Suncín, de quien se enamoró a penas la conoció.
-Al principio no le caímos bien los porteños pero la noche de Buenos Aires le fascinaba.
   Mores se dio cuenta de que yo lo escuchaba muy atenta y soltó la lengua, una cualidad que los periodistas o quienes estamos a punto de serlo, adoramos.
   Al escritor francés, dijo el compositor de tango, si no se lo encontraba en el "Armenonville" estaba en el "Tabarís", dos de los cabarets más lujosos de la ciudad.
-A mí me gustaba más el Tabarís.
-¿Sí? ¿Por qué?, quise saber.
-Y porque ahí estuvieron Federico García Lorca, Orson Welles, el Príncipe de Gales y hasta el mismísimo Maraha de Kapurtala.
   No pude contener mi ansiedad y repregunté por Julio Sosa, "el varón del tango".
-Un gran hombre, lástima que murió tan joven. Su mirada se perdió en el recuerdo, parecía buscar algo en su mente y de repente volvió a hablar:
-En "Buenas noches, Buenos Aires" quedó grabada la última imagen suya. Los recuerdos volvieron a su mente y un ruido pareció retumbar en todo el teatro. Había pasado ¿Cuánto tiempo había pasado? Me había entretenido hablando y perdí la noción del tiempo. De nuevo el ruido, eran los interruptores de los potentes focos de luz del teatro. Todo era confusión, las luces, el ruido, voces que se fundían con el aire fresco que provenía de algún sitio. Una mano se acercó a mi cara y me sobresalté. De pronto y, en el medio de la confusión, estaba sentada otra vez en la escalera de entrada.
-Tenemos que cerrar, dijo el empleado.
-¿Qué? Pero...yo estaba con Mariano Mores. El hombre me miró desconcertado.
-El maestro ya se retiró del teatro por el estacionamiento. Yo me sentía aturdida ¿todo había sido un sueño? El hombre me miraba fijamente y con su mano me indicó la salida, me incorporé, aunque aún estaba mareada y confundida. Al levantarme cayó al piso, junto a mi agenda, una foto de Mariano Mores autografiada para mí.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Proyecto Literario

      Qué placer volver a conectarme con ustedes, tener una comunicación fluida y constante enriquece el vínculo, nos acerca y nos da la posibilidad de conocernos cada día un poquito más.

   La publicación de mi Novela "Ventanales" me concedió infinidad de alegrías y satisfacciones, visité el Casal de Catalunya donde me entrevistaron en el programa Con el foco en Catalunya, ahí podrás descubrir lo que me motivó a escribir esta historia de amor entre Noelia y Borja, ella argentina y él catalán.


   El proceso de creación de una obra literaria pasa previamente por la investigación, y en ese maravilloso camino descubrí gente y lugares fascinantes. Tuve el placer de estar en contacto con diferentes Embajadas, que me brindaron información para recrear ambientes reales.

   Cuando finaliza el trabajo de escribir, comienza otro, igual de interesante, que es acompañar la historia para depositarla en manos de los lectores y que sus personajes comiencen a rodar por la vida de quien los lea.



   El camino recorrido no finaliza nunca, porque vive en nosotros y sus personajes nos siguen acompañando el resto de nuestras vidas, solo que sentimos la necesidad de comenzar a crear otra historia, resuenan en nuestra cabeza personajes que requieren cobrar vida sobre papel para borrar la hoja en blanco que desea ser habitada.

   Esta hoja blanco, ha comenzado a vibrar nuevamente, mis personajes florecen poco a poco y comienzo a dar forma a una nueva historia, avanzo en la investigación de una cultura diferente, estudio los hechos que formaron parte de esta comunidad, deseo homenajear a las almas que habitaron, vivieron, sufrieron y reinventaron sus vidas lejos de su hogar. Preparo una historia para llegar a los lectores una vez más. 

   Agradezco la generosidad de las Instituciones que me brindaron su apoyo y me facilitaron el acceso a su cultura. Estoy armando la trama de una nueva Novela, que intentará reflejar en cien años la vida de una familia inmigrante...








martes, 1 de noviembre de 2016

Club de Lecturas

   Hola Lectores!!! cuanto tiempo ha pasado desde mi última entrada a este querido blog, a veces nos proponemos un plan de trabajo y el viento nos desvía hacia otro lugar, pero podemos enderezar el rumbo o dejar que ese viento nos arrastre hacia donde él desee. Yo prefiero la primera opción, volver al camino elegido, y. en ese estado me encuentro en este momento. Hoy les escribo, porque he pasado muchas horas pensando como volver a retomar mi camino.


   Paseando por la web descubrí lugares increíbles para disfrutar de autores que presentan sus obras regalando tardes de lectura y compartiendo con el público que desea escuchar, en primera persona, la voz de quien ha escrito una historia.

   Los Fantásticos - Ciclo de Lecturas, es una página de Facebook que coordina mensualmente un encuentro con la lectura, en el espacio que brinda Mendel Libros situado en Paraguay 5163 del barrio porteño de Palermo.

   Siga al Conejo Blanco, es otro espacio dedicado al arte y que organizan encuentros de lecturas y entrevistas.

   Librománticas, tiene su página en Facebook y allí encontrarás los lanzamientos de las escritoras de Novela Romántica más prestigiosas.

   Recomiendo libros, también se encuentra en Facebook y con una rápida mirada descubrirás los libros que más te gusten.

   Existen infinidad de Blogs, Páginas de Facebook y sitios donde descubrir variedad de escritoras fabulosas.

   No tienes excusas para decir que no sabes que leer, en estos y tantos otros sitios encontrarás una opción que se adapta a tus intereses.

   Te espero para compartir otra entrada en mi blog y ojalá que el viento no me arrastre nuevamente fuera del camino.

"Los viajes se viven tres veces: 1. Cuando los soñamos, 2. Cuando los vivimos y 3. Cuando los recordamos"




martes, 27 de septiembre de 2016

Los Concursos Literarios

   Para un escritor que comienza a dar sus primeros pasos en el mundo editorial, es importante tener herramientas disponibles para que su obra ruede por los distintos escenarios posibles. Una buena forma de hacerlo es echar mano a la infinidad de concursos que existen para cada género literario.

   Hay que estar atento a las condiciones de presentación, no es cuestión de quedarse afuera de una selección por haberlo hecho de una forma errónea.

   

   Para quienes amamos la Novela Romántica, tenemos la suerte de encontrar una oferta interesante para presentar alguna obra de este género. En esta oportunidad encontré, paseando por la web, el concurso de "Novela Romántica Terciopelo", convocado por ROCA EDITORIAL, de la ciudad de Barcelona. 

   Cuando nos decidimos a enviar nuestra obra a un concurso, debemos tener en cuenta, que la obra será original e inédita. Este es un requisito que solemos pasar por alta, pero que es muy importante a la hora de decidir que camino queremos que recorra nuestro manuscrito.




domingo, 25 de septiembre de 2016

Acerca de mí - Segunda Parte

   Les quiero seguir contando algo más sobre mí, y la relación que tuve con el arte en general y la literatura en particular.

   Los autores de los libros que leía fueron cambiando a medida que fui creciendo y, según la etapa de la vida por la que iba transitando, dejé atrás mi infancia y cuando estaba en plena adolescencia me moría por los libros de Sidney Sheldon, Agatha Christie, Cortázar y su magistral "Rayuela", los cuentos de Silvina Ocampo, entre tantos otros genios de la literatura universal.

   En la escuela secundaria leí todos los clásicos obligados en la currícula escolar. Y, al llegar a la Facultad, años después de haber terminado la secundaria y estudiar para ejercer como Secretaría Ejecutiva -sin dejar de escribir ni de bailar- elegía autores con distintas técnicas de escritura, para que me acompañasen en el subte camino al trabajo. De ellos fui aprendiendo la infinidad de estilos y géneros literarios que existen.

"Jane Austen y su maravillosa novela Orgullo y Prejuicio. La talentosa Virgina Woolf con su Mrs. Dalloway. Leí a Marguerite Duras, Francisco de Quevedo, Las mil y una noches, entre tantos otros que se siguen apilando en mi biblioteca."
   Dentro de la Universidad tocaba leer a los autores franceses del período llamado "Siglo de las Luces" como Voltaire, Montesquieu, pero cuando llegaba el período estival recurría a mis propias elecciones y volvía a los autores contemporáneos para leer disfrutando cada párrafo, sin la obligación de estudiar lo que decían. Me gusta pasear por distintos géneros literarios, puedo recorrer caminos extremos, desde Ensayos hasta Ciencia Ficción o Novela Fantástica. Comencé a disfrutar a Borges y sus cuentos de cuchilleros y orilleros, leí algunos de los mitológicos y hasta haiku.





   Nada es imposible cuando disfrutás de la compañía de un buen libro. Si me preguntan, yo los prefiero impresos, porque aun disfruto el olor de su tinta y el papel, pero no reniego del formato digital, hay que adaptarse a los cambios y tomar lo que nos guste y sirva para nuestra vida. Aún hoy sigo utilizando las lapiceras de pluma, porque adoro la suavidad del trazo, escribo notas y apuntes en infinidad de cuadernos de distintos tamaños y colores, para luego pasar en limpio en mi computadora y hacer una primera corrección, revisar lo tipeado y darle forma configurando su estilo.

   Les he querido contar muchas cosas acerca de mí, pero aun faltan otras tantas. Algunas de mis pasiones ya las descubrieron como la danza, que me acompaña desde pequeña, lo que nunca les confesé que aprendí a bailar Rock and Roll con la puerta del baño cuando nadie me veía...o eso creía. También, adoro el Cine y escribir guiones para el séptimo arte, tomé algunos cursos en la E.N.E.R.C. para aprender como hacerlo.

   Me encanta llevar una vida saludable y me gusta estar actualizada en Moda y Make up. Soy adicta a las carteras y los zapatos, aunque termino usando el mismo.

   No hay nada que me guste más como compartir una tarde con amigas y que pasen las horas sin importarnos. Ver crecer a mis adorados sobrinos y reirme de sus ocurrencias.

   Reciclo objetos y pinto desde cuadros hasta las paredes de mi casa. No me gustan los prejuicios y odio la hipocresía. Soy feliz desde el momento que aprendí a aceptarme y a vivir intensamente los instantes que me regala la vida. Aprendo del pasado, vivo el presente y sueño con el futuro.

   Seguiré contando historias, por este sitio o pueden visitarme en mis redes sociales, los espero cuando gusten.




jueves, 22 de septiembre de 2016

Biografías

   Me gustan las historias de mujeres que han tomado un papel importante en la vida, aquellas que tuvieron el coraje de enfrentarse a sus miedos, a romper con los estereotipos, marcados por la sociedad de la época que les tocase vivir. 

   Hoy quiero contarles la vida de  Simone de Beauvoir, una gran escritora francesa, nacida en París en 1908. Hija de una familia burguesa de clase media que quiso emprender una vida independiente. Estudió en la Universidad de la Sorbona Licenciatura en Filosofía, lugar donde conoció a su marido Jean Paul Sartre.

   Ella se dedicó a la docencia hasta el año 1943, que se da a conocer como escritora con la novela La Invitada, ahí, pone de manifiesto la influencia de la narrativa norteamericana moderna. Luego le siguieron otras obras como La Sangre de los Otros, que es una obra en el cual se plantea el conflicto ético de la acción violenta. Las Bellas imágenes, La Mujer Rota, obras dedicadas a ilustrar sus tesis relativas a la filosofía y la moral.




   Muchos opinan, que Simone debería haberse dedicado a los ensayos, más que a la narrativa. En el último exámen de la carrera, su esposo obtuvo el primer puesto y ella el segundo, aunque dicen que el resultado apropiado hubiese sido a la inversa.
   Uno de los títulos más divulgados es El Pensamiento Político de la Derecha, que es un análisis del proceso de deterioro de la clase burguesa. Junto a su esposo, Sartre, fueron la pareja Existencialista del Siglo XX.

   En 1949, escribe un ensayo llamado El Segundo Sexo, que cambia la historia de las reinvidicaciones feministas, ya que defiende una libertad total para la mujer en los ámbitos sociales, sexuales e intelectuales.

   Los espero, para compartir otra cita de biografías, de las personalidades fuertes que revolucionaron el pensamiento de una sociedad.

   Pueden visitarme en: Mi página de Facebook

                                      Mi Twitter





 

martes, 20 de septiembre de 2016

Septiembre Romántico

   Cada vez quedan menos días para visitar el "Septiembre Romántico Rioplatense", el evento que cada año se realiza con las escritoras de Novelas Románticas. 

   El público que se acerca para compartir una tarde con las escritoras favoritas de este hermoso género literario, ha aumentado cada año y eso, nos pone muy contentas, tanto a las escritoras consagradas como a las que estamos comenzando a dar los primeros pasos en este apasionante camino.





   La calidez de las escritoras que asisten y el ambiente agradable que se genera en esta tarde de reunión es sumamente recomendable. Les aseguro que van a disfrutar un día mágico.

   No pueden perderse esta oportunidad única de estar al lado de las escritoras que nos acompañan día a día con sus increíbles historias de amor.


María Border, María Laura Gambero, Estela Escudero, Victoria Ahiar, Mimí Romanz, Marta D Arguello, Mariel Ruggieri.
    La cita de este año es el sábado 24 de septiembre a las 16:00 horas en el Palacio Pizzurno, Salón Blanco. La dirección es Pizzurno 935 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Mi página de Facebook

Mi Twitter
  

domingo, 18 de septiembre de 2016

Acerca de mí

   Cuando descubrí que me apasionaban las historias que escuchaba, de la cálida voz de mi abuela Nelly, supe que el arte de combinar las palabras me acompañarían el resto de mi vida. Como ya les conté alguna vez que, a los seis años, ella me llevó a un estudio de danza clásica y española

   En la escuela primaria, al ir descubriendo letras y palabras, fui tomando especial interés, en aquellas materias donde podía deslizar libremente, mi lapicera de pluma roja 303 sobre las rayas finas del cuaderno Rivadavia.

   En la vereda de aquella casa alquilada de Campana y el Pasaje Julio S. Dantas, en el barrio de Villa del Parque, pasé mi infancia y adolescencia junto con mis amigas. A dos de ellas nunca las perdí de vista y con las otras, bueno, con las otras, la vida nos hizo tomar rumbos diferentes pero la tecnología, nuevamente nos reunió.

Recuerdo, el primer libro que llegó a mis manos, me lo prestó un vecino de la cuadra, era "El Puente hacia el Infinito, de Richard Bach", su tapa me deslumbró, pero a penas tenía doce años, y no pude, en ese momento comprender su contenido.





   La escuela por un lado y, la biblioteca del barrio, sobre la avenida Álvarez Jonte, con su crujiente escalera de madera empinada, fueron quienes me ofrecieron la posibilidad de leer libros maravillosos, que incrementaban mi deseo de escribir, de soñar y de viajar a través del tiempo. Ellos me regalaban la ilusión del reencuentro con las personas que se quedaban atrás en el camino, mi papá primero, mi abuelo Francisco después y, también mi contadora de historias, mi abuela Nelly...


"Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias." Eduardo Galeano.
   Coincido con el escritor uruguayo, al decir que los seres humanos estamos hechos de historias, cada uno de nosotros somos ese conjunto de relatos enlazados, diferentes, divertidos y tristes. Las historias, las forman las decisiones que tomamos en la vida, como aquella colección de libros tan conocida en las décadas del ochenta y noventa, "Elige tu propia aventura", donde el lector se sumerge como protagonista y va tomando caminos diferentes que lo llevan a un final deseado o no, como ocurre en la vida real, y de esos estamos constituidos. Esta colección la fui leyendo en la escuela y también de los préstamos de la biblioteca. A veces, para mi cumpleaños recibía uno de regalo y era la joya más preciada.

   Bailaba y escribía, esos eran mis sueños, nací el 10 de octubre y el destino quiso que fuera una soñadora empedernida, contadora de historias, como mi abuela, luchadora y paciente como mi mamá, amiguera y perseverante como mi papá y testaruda como mi abuelo.

   Los espero para seguir contando historias, en este sitio o en las redes sociales donde siermpre ando vagabundeando en busca de relatos increíbles.

  
  

viernes, 19 de agosto de 2016

Sobre Hermann Hesse

   Encontraremos un sin fin de obras literarias de autores que traspasaron las épocas y las fronteras, y, entre ellos, está Hermann Hesse o "Emil Sinclair", el seudónimo que utilizaba este escritor alemán, de principios de Siglo XX, cuando publicó "Demian".

"Desde los trece años sabía claramente que quería ser escritor o nada. Pero a esta certeza se añadió poco a poco una dolorosa evidencia.
Uno podía hacerse profesor, sacerdote, médico, artesano, comerciante, empleado de correos, también músico, pintor o arquitecto; para todas las profesiones del mundo había un camino, existían condiciones previas, había una escuela, un aprendizaje para el principiante. ¡Para todos menos para el escritor!
Estaba permitido, e incluso era un honor, ser escritor, claro que para entonces, uno ya solía estar muerto." H.Hesse (Frag. extraído del libro "Hesse para principiantes"

   Lamento tanto que estas palabras aún hoy, en pleno Siglo XXI, sigan siendo tan reales. Pero a pesar de ello hay que seguir intentándolo.
   Entre sus obras, también podemos descubrir El Lobo Estepario, Siddharta, Bajo las Ruedas, El juego de los Abalorios, y tantos otros cuentos, relatos, novelas y poemas.


miércoles, 17 de agosto de 2016

Novela en Amazon

Podrán seguir la apasionante historia de Noelia y Borja, que transcurre en la ciudad de Barcelona, en los siguientes links de Amazon.

Amazon.com
http://www.amazon.com/dp/1533331979

Amazon.co.uk
http://www.amazon.co.uk/dp/1533331979

Amazon.de
http://www.amazon.de/dp/1533331979

Amazon.fr
http://www.amazon.fr/dp/1533331979

Amazon.es
http://www.amazon.es/dp/1533331979

Amazon.it
http://www.amazon.it/dp/1533331979

Amazon.co.jp
http://www.amazon.co.jp/dp/1533331979

Amazon.com.br
http://www.amazon.com.br/dp/1533331979

Amazon.ca
http://www.amazon.ca/dp/1533331979

Amazon.in
http://www.amazon.in/dp/1533331979

Amazon.com.au
http://www.amazon.com.au/dp/1533331979

Amazon.com.mx
http://www.amazon.com.mx/dp/1533331979

Amazon.nl
http://www.amazon.nl/dp/1533331979


También podrán encontrarme en www.facebook.com/kaescritora
o en Twitter @kaescritora
Instagram karinaalmadaescritora



sábado, 13 de agosto de 2016

Ventanales - Capítulo II

   Hola a todos, quisiera ofrecerles el Capítulo II de mi novela "Ventanales", ojalá les guste la historia romántica entre Noelia y Borja. Descubrirán capítulo a capítulo rasgos de sus personalidades y podrán descubrir lugares mágicos.



CAPÍTULO II
         La mañana siguiente no sería más tranquila que la anterior, todos estaban entusiasmados con el nuevo proyecto deportivo, con el nuevo presidente, el nuevo entrenador y algunos cambios en la plantilla. El equipo entusiasmaba a grandes y chicos ya que el club llevaba años sin títulos importantes y necesitaba un cambio.
         Al finalizar el entrenamiento, algunos de los jugadores entraron en la cafetería. A Noelia, que no conocía a ninguno personalmente, le temblaron las piernas.
         Eran cuatro, el arquero, el capitán y dos jugadores más. Todos salidos de la cantera del club y, por supuesto, catalanes. Ni Alí, ni Noelia se animaban atenderlos, tenían entendido que uno de ellos no hablaba en castellano por nada del mundo y que otro era el más bromista del equipo.
         A Noelia la situación la puso nerviosa, pero debía afrontarla, era su trabajo y no podían quedarse ahí parados como estatuas. Finalmente, fue Noe quien  tomó coraje y, mientras se acercaba a la mesa, iba pensando si saludaría en español o en su catalán básico. Cuando se acercó su instinto la traicionó y saludó en español:“Hola”, fue lo primero que dijo, pero al no tener respuesta, intentó algo más formal: “Buen día” y así, al menos captó la atención de unos hermosos ojos verde índico.
         Esa mirada, que duró apenas un instante, la paralizó. Ella no sabía quién era él, pero se sentía como las tantas “señoritas” que iban y venían como hipnotizadas por los jugadores. Al instante reaccionó y volvió a decir, ya en catalán:
-Bon día. Fue entonces, cuando logró captar la atención de los cuatro.
-Café amb llet, pidió el que siempre hablaba en catalán.
-Café, dijo el capitán.
-Tallat, per favor, pronunció el de la mirada tierna.
-Café amb llet, dijo el cuarto, pero agregó: corto de café y con la leche fría, no me pongas espuma y con tres sobres de azúcar.
-Okey, contestó Noelia, ya se los traigo.
-¿Qué?, preguntó irónicamente el del café con instrucciones.
-Que ya les traigo lo que pidieron, repitió Noe suavizando la pronunciación.
         Cuando se alejó, su cara empezaba a cambiar de color, tenía las mejillas rojas por la vergüenza. Mientras preparaba todo, se quedó pensando en esa mirada transparente, nunca había visto ese color de ojos, verde como un océano, chispeantes, pícaros, bien grandes y redondos como uvas.
         Se quedó toda la tarde con esa imagen, qué rabia sentía al ocupar tanto tiempo en el mismo pensamiento. ¿Por qué se había quedado colgada de ese sentimiento? Intentó pensar en otras cosas, en su clase de danza, en las tareas de la cafetería, en sus deberes de catalán y ahí fue donde su círculo se cerró nuevamente. El hechizo de esos ojos, le quitó el aliento y volvió a ocupar sus pensamientos. Al llegar a su casa, entró en internet, buscó en la página del club a toda la plantilla, aunque solo le interesaba uno. Esos ojos puros, pronto tuvieron un nombre, “Borja Carrión”, nacido en Manresa, el 16 de febrero del 1979, con treinta y dos años de edad y con más de quince en el club. Su ficha decía “soltero”, pero el mundo cibernético lo relacionaba sentimentalmente con una hermosa modelo catalana, Lourdes Tenas, Miss España y top model internacional. Noelia, cerró su notebook y se sintió una adolescente fantaseando con su rock star. ¿Qué estaba buscando? Al final había caído en una trampa, ¿por qué mirar la vida de un extraño?, ¿por qué seguir sus pasos por internet? Se dijo que el interés era mera curiosidad, mañana se olvidaría del caso y continuaría con su rutina diaria.

         Hubo mucho trabajo toda la semana. Comenzaban a jugar el fin de semana y Noelia y Alí debían trabajar el sábado inclusive. El local, de a poco, iba transformándose en el lugar de reunión de la afición. Partido tras partido, el bar se llenaba cada vez más, ellos habían mejorado la atención, la gente estaba agradecida por el trato que recibían. Todos creían que Alí y Noelia eran pareja, por la confianza que había entre ellos. Se habían conocido en el club, mientras Noelia trabajaba en el departamento de Handball.
         Alí tenía una pareja,  Ricardo, que era un artista plástico estupendo que pintaba cuadros en la rambla de Barcelona y era cantante, daba clases de música y pintura. Era cubano, pero de niño había dejado la isla con sus padres.
         Semana tras semana, la cafetería se hacía más popular y concurrida, muchos eran socios del club de toda la vida y habían visto pasar a muchas plantillas y la cafetería era como un hogar, ahí se juntaban a discutir todo lo referente al Club. Noe y Alí se habían dejado adoptar por todos ellos, logrando el cariño de la clientela. Ellos tenían carisma y respetaban las costumbres del lugar. La gente los apreciaba por haberse animado a cruzar al otro lado del mundo para buscar un futuro, una vida mejor o simplemente una experiencia. Con los meses, Noe y Alí habían acostumbrado el oído al idioma catalán, se esforzaban por hablarlo y la gente se lo agradecía. Cada uno estudiaba catalán en diferentes lugares, Noe en el Centro de Normalización Lingüistica, donde lo enseñaban gratuitamente para extranjeros y Alí con su pareja, Ricardo, que vivía en Barcelona desde los cuatro años y lo hablaba igual que un nativo.
         Una tarde, después del entrenamiento, Borja Carrión, el de los ojos brujos, Guillem Ferrant, el arquero y Joel Molla, el capitán, entraron en la cafetería, se sentaron en la mesa que siempre elegían y allí conversaron, twittearon y rieron un buen rato. Noelia, que se ponía idiota cada vez que él llegaba, se quedó por largos minutos mirándolo detrás de la barra, no admitía haber quedado encandilada por el hechizo de su mirada y de su voz,  al verlo, sentía que las palabras casi ni le salían.
         En un momento él levantó la vista y la miró. Noe sintió vergüenza y como quien pide perdón, bajó la cabeza bruscamente, sus mejillas comenzaron a enrojecerse hasta el punto de sentir que le quemaban. De repente, sintió el ruido de una silla desplazarse, levantó la cabeza para averiguar de qué se trataba y vio, para su asombro, que Borja caminaba hacia ella. En ese instante pensó en salir corriendo, pero, por suerte, su cuerpo estaba paralizado. Cuando logró levantar la cabeza, se encontró frente a él, muy cerca. Borja la miraba directamente a los ojos, ese momento fue revelador para Noe, él no sólo tenía un hermoso color de ojos, además, la mirada era sumamente transparente y expresiva, sus facciones eran muy masculinas, con la nariz recta y algo gruesa en la punta, tenía labios carnosos que invitaban a ser besados y un físico propio de un atleta.
         Noe, retuvo el aliento y él le dijo:
-¿Puedes darme azúcar, por favor?
-Sí, claro, respondió Noelia, mientras pensaba que su cerebro no le daría la orden a sus piernas para que se movieran. Sacó fuerzas y le entregó el sobre de azúcar.
         Mientras él volvía a su mesa, el alma que la había abandonado, regresó. Se preguntaba, una y otra vez, ¿por qué se debilitaba cuándo lo veía?
         Borja, con el sobre de azúcar que no necesitaba, sonreía levemente. Había comprobado que aún existía una mujer que se sonrojaba. Descubrió en aquella camarera una inocencia que había olvidado. Desde que era profesional, la conquista de mujeres le resultaba muy fácil, no porque se considerara un hombre de gran atractivo, sino por ser un reconocido futbolista, sabía que si hubiese elegido una profesión como las de sus amigos del pueblo, no tendría el mismo éxito con las mujeres. Su posición profesional y económica facilitaba las cosas a la hora de elegir; a los deportistas de élite, como él, les bastaba con que algún representante o amigo de la noche le consiguiera el teléfono de la dama de turno. Su hermana Carmina, que era mayor, siempre le echaba la bronca por eso. Odiaba a las que pertenecían al mundo de la farándula, porque decía que estaban a su lado para hacerse conocidas.
         Él sabía que la tentación era muy grande, con ir a una fiesta, podía elegir a quien quisiera: modelo, bailarina, periodista.
         Cuando se sentó, Borja levantó la vista y la miró una vez más, ella no se animaba, no tenía el estereotipo actual de belleza, como el de una modelo. La de la camarera era una belleza imperfecta, aunque muy atractiva y Borja, no sabía si eran sus grandes ojos negros, dueños de una leve pero notoria melancolía, su largo pelo oscuro, prolijamente recogido para trabajar en la cafetería o sus delicadas manos, lo que le gustaba de ella. Percibía algo que lo atraía, quizás era su perfume, que no reconoció entre las marcas importadas, pero que tan deliciosamente se sentía. Nuevamente sonrió para dar por cerrado el tema, nada en común tenía él con la camarera, ni siquiera conocía su nombre, solo sabía que era argentina porque reconocía su acento, algunos de sus compañeros de equipo también lo eran y hablaban de la misma manera.
         Guillem, el arquero y uno de sus mejores amigos en el club, notó que estaba distraído, así que tomó su teléfono y twitteó en la cuenta @guillemferrant:
¿Alguien ha visto el cerebro de Borja? Tengo a mi lado solo el cuerpo.
         Cuando Borja recibió el aviso del mensaje en su teléfono, reaccionó y le dijo: ¡Qué borde eres, tío!
         Los tres se levantaron, se acercaron a la caja a pagar y se fueron.
         Al finalizar la jornada, Noe y Alí salieron juntos, ella le contó lo que había pasado y, entre risas y bronca, reconoció que ese hombre la desestabilizaba, que hacía tiempo que no se sentía atraída por alguien de esa manera. Luego de sufrir un desamor muy importante, hacía ya dos años, a ella le costaba volver a reiniciar una relación, había tenido algo sin importancia en este tiempo, pero no conseguía sentirse plena. Aquel hombre, tan masculino, lograba atraerla. 
         Una mañana, después del entrenamiento, Borja entró a la cafetería del club con su novia Lourdes, se sentaron en una mesa alejada y cuando Noelia se acercó con un nerviosismo que se notaba desde lejos y con el estómago hecho un nudo, saludó a la pareja sonriendo, como lo hacía con todos los clientes. Vivió una situación difícil porque la modelo, casi dándole la espalda, le dijo en catalán:
- Res.
- Perdoname, no te escuché, le dijo Noelia.
- Y tú, ¿quién te creéis para tutearme a mí?, soltó ella por encima de su hombro.
Noe quedó inmóvil junto a la mesa, como una niña a la que reprimían, y sus mejillas enrojecieron al instante, casi sin saber qué decir, miró a Borja, que miraba a su novia desconcertado y le dijo:
-Cariño, la camarera no te ha escuchado pero no te ha querido faltar el respeto. Luego mirándo a Noe, habló:
-Un cortado, por favor y nada más. Tuvo la delicadeza de pedírselo en español, como queriendo reparar el mal trato y la soberbia de su novia.
         Noe se fue furiosa a la barra, le hubiera gustado contestarle a esa engreída, que, por linda y famosa, se creía con derecho a tratar de esa manera a la gente. Pero no quería problemas con nadie y no podía arriesgarse a perder el trabajo. Era la primera vez que alguien la trataba de esa manera, imbéciles existen en todas partes, pero justo tenían que tocarle a ella y justo tenía que ser la novia del hombre que la  atraía. ¿Lourdes se habría dado cuenta de lo que sentía Noelia por su novio? No lo creía pero, de todos modos, ¿qué le preocupaba a esa mujer con toda la belleza que tenía? Su novio no se fijaría en Noelia, no existía esa posibilidad.
         Alí, la miró y no entendía por qué Noe preparaba con saña un simple cortado, se había empecinado en golpear el filtro del café sobre el cajón de descarga. Le pidió a él que llevara el cortado a la mesa, porque sino se lo pondría de sombrero a la jirafa engreída.
         Noelia quería desaparecer, sus nervios estaban crispados, no soportaba ni su propia respiración, estaba alterada y sentía una mezcla de decepción, rabia y frustración. Aquella mujer la había tratado tan mal, y había bajado su autoestima que tanto trabajo le costaba  mantener en equilibrio.
         Cuando la pareja estaba retirándose del lugar, Noelia fue hacia la cocina, no quería verle la cara a la jirafa, pero, sobre todo, no quería verle la cara a Borja.
         Al terminar la jornada, que para Noe fue insoportable, se marchó al Centro de Normalización Lingüistica, donde tomaba clases de catalán. Viajó intentando concentrarse en las canciones del Nano ya que amaba a Serrat desde siempre y aprovechaba sus canciones en catalán para practicar el idioma.